12 noviembre 2019

Sábado Rojo

Fiesta en Rojo

Las luces parpadeaban, coloreando y tiñiendo nuestros cuerpos de rojo, y nosotros correspondiamos con las manos, dibujando miles de caricias que se convertian en libidinosos mosaicos en la piel. Los besos parecían parar el tiempo, eternizándonos mientras los labios y lenguas jugaban entre si.

Teníamos el cuerpo embadurnado en aceites que exaltaban nuestro sentido del olfato, para que estallaran en nuestro cerebro mil olores distintos, entre los que se distinguian el incienso y el de los cuerpos encendidos de pasión.

El sexo era resbaladizo, suave, rico, con mil sensaciones, la seta parecía que hubiera recreado millones de nuevas terminaciones nerviosas, y la penetración la vivía con en camara lenta, como si quisiera evitar que la noche llegará a su fin, que acabara una maravillosa orgía con buenos amigos y mejores amantes.

Amanecimos entrelazados, como surgiendo de una resaca sin alcohol, sin dolor, pero con unas amplias sonrisas en nuestros rostros y corazones.
Texto: UHL - Fotos: BIVE

1 comentario:

Nudistaportus dijo...

Acabo de descubrir tu blog, y por supuesto me he suscrito. Hermoso relato el que acabo de leer esta fría mañana de enero en Talavera de la Reina donde estoy hoy trabajando. A ver si me animo y hago yo también un blog con mis experiencias y reflexiones. Pero para ello tengo que encontrar el tiempo necesario. Un fuerte abrazo de tu seguidor y amigo nudistaportus

Related Posts with Thumbnails