30 mayo 2016

Redes Sociales

UHL - Havanna y una bella amiga venezolana
Muchos amig@s del ambiente me preguntan cómo era todo cuando empezaba, si era mejor o peor que ahora, que complicado responderles, la memoria es selectiva y parece que solo recuerda las cosas buenas, lo que hace que la nostalgia aparezca por un tiempo que fue siempre mejor.

Creo que la gran diferencia ha sido el uso de la tecnología para dar información y sobre todo para ponernos en contacto, lo que facilita enormemente dar “el salto”, lanzarse al mundillo.

Todo empezó con el Messenger y las miles de horas nocturnas chateando con amigos desconocidos aún (como decía Radio Futura), el primer intercambio de fotos, las risas,… en aquellos tiempos dar la cuenta de correo (la informal) era siempre más fácil que dar nuestro número de teléfono. Como pille al responsable de Microsoft de Redes Sociales habrá que darle un capón, la de oportunidades que han tenido de hacerlo bien.

Marqueze empezaba con una página de contactos, muy efectiva, AdultFriendFinder apareció un poco después ya de pago. Alguna “caza mayor” se hizo en Meetic y Match. En aquella época todavía era más efectivo conocer gente en los clubs, pedir las cuentas de correo para salir, yo todos los fines de semana enviaba un mailing con los planes y a base de correo va y viene y el Messenger, armábamos unas cenas divertidas los viernes y sábados, que remataban casi siempre en Encuentros, Talismán (el antiguo) o en la Tahona.

Empezó la época de los blogs, los bloggeros teníamos hasta cierta fama, y algo de pertenencia de grupo, mucha gente contactaba conmigo por el blog, me hacía preguntas, o sencillamente quería participar en nuestras quedadas. Con unos amigos empezamos la primera red liberal en España (que yo conozca), en Ning, donde invitábamos a los amigos a participar, llegamos a tener unos 100 usuarios, lejos de los foros como Swinger-Spain, pero creo que era mucho más efectiva. 

Creo que por entonces apareció Onswinger, a mi me invitaron unos amigos de Malaga, madre mía la de correos que pude cargar allí, entonces los chicos solos “también” podíamos invitar, y SDC como página para los más viajeros. En las “paginas” es tan fácil encontrar un roto para cada remiendo que algunas veces se pierde el interés.

Y apareció el WhatsApp, ya nadie tiene problemas en darte su número de teléfono, aunque las nuevas Apps darán algún problema al cruzar el mundo horizontal y vertical. La forma más fácil ahora de mantener el contacto con la gente del ambiente.

Intenté en varias ocasiones Facebook, pero la constante limpieza de perfiles “no tradicionales” hacían vano el esfuerzo, luego Twitter, que en Panamá me ha ayudado a contactar con mucha gente liberal, curiosa o indecisa sobre este mundo, pensaba hablar bien de ellos, te permite chatear sin dar número, la posibilidad de perfil privado, poner fotos, contar historias, lo complementaba bien con mi blog, pero me “suspendieron” la cuenta,… ¿será posible que ninguna red social se dé cuenta del interés por mantener una parte de tu vida alejada de la oficialidad?

En este tiempo han aparecido Apps como Tinder, Badoo, POF,… más enfocadas al ligue, pero adecuadas para “pescar” gente interesada por estos temas.

Texto: UHL - Foto: UHL

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails