13 marzo 2015

Historia Sexual


Desde que tengo uso de razón mi visión del sexo ha sido siempre positiva, nunca he considerado malo nada relacionado con el sexo, es más me encantaba, mis amigos bromeaban de mi actitud, nunca fui muy celoso, tenía relaciones con mis amigas, mi mejor amigo era homosexual... me dí cuenta que poca gente pensaba como yo, lo que me hizo tener muchas dudas, incluso que tratara de imponerme unos hábitos en mi vida que no cuadraban con mi forma de ser.

No vivir de acuerdo a mis ideales, la falta de comprensión en mi pareja me causó una profunda tristeza que acabó en mi divorcio. A partir de ahí pude conocer otros formas de vida, personas que vivían con esa libertad y pude volver a ser una persona integra, definida como aquella que piensa, habla y vive de una única forma.

Con el tiempo vivir de manera loca esa sexualidad, y poco a poco reflexionar sobre mi actitud, apoyar a movimientos como el Sex Positive, que para mi es algo totalmente natural pero que servía a la gente para luchar con las imposiciones de nuestra sociedad y tratar de llegar a cambiarla.

Con este interés me puse a leer e investigar por que teníamos una visión "sucia" del sexo, por que existía ese rechazo a un impulso natural, por que se ocultaban los deseos, se condenaban ciertas tendencias. Para llegar a conocer estas y su origen os recomiendo leer este libro: Historia Sexual del Cristianismo.

Todo lo explica desde la óptica de la Iglesia (Cristiana) y su impacto en nuestra visión del sexo, creo que es muy bueno para entender muchas cosas relacionadas con el sexo, el papel del matrimonio, el celibato, la prostitución, las relaciones sexuales, el aborto, la menstruación, la subordinación de la mujer... y como la Iglesia iba adaptando su visión a los tiempos y a la consecución de poder, dinero, y control sobre el pueblo.

Creo que todo no se puede explicar únicamente desde esta óptica, no creo que todo sea "culpa" de la religión, pero el autor lo plantea bien, desgrana como se va evolucionando en conceptos que ahora parecen absolutos, pero que vistos en perspectiva han sufrido muchos cambios a lo largo de los años.

También es curioso ciertos aspectos que el autor relaciona, la falta de sexo con sociedades más propensas a la guerra, a la violencia. El ascetismo y el sadismo, o el poder la de confesión, de tener un pueblo atribulado por unos pecados que no pueden evitar, que son perdonados para volver a caer en ellos,... y las numerosas contradicciones que hacían aún más difícil de comprender por un pueblo con poca educación. Merece una lectura.

Pero no penséis que esto es una cosa del pasado, nos afecta en el día a día, fantasías que no sabemos plantear a nuestra pareja, estamos más tranquilos en el familia viendo un asesinato que una escena de sexo en la TV, nos cuesta hablar con nuestros hijos de estos temas, la persecución de otras tendencias sexuales, políticas para evitar cualquier manifestación sexual, desnudos,...  desde las salvajadas como el asesinato en países musulmanes de personas adulteras, venta de esclavos sexuales,... hasta tonterías como el intento de Blogger de evitar páginas de sexo como la mía en su plataforma.

Tras esa lectura cada vez tengo más claro que si deseamos un futuro mejor, individual y colectivamente pasará por vivir de forma natural el sexo, la planificación familiar, las relaciones de todo tipo y evitando sufrimientos innecesarios a quienes optamos por vivir de forma no convencional el mismo.

Texto: UHL - Foto: Internet

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails