26 agosto 2011

Sauna - "Histoires d'O"

Texto de Malopa, una de las amigas del viaje a Cap, nos cuenta una de las últimas tardes en la Sauna "Histoires d'O", cuando entramos en la jaula, en la parte de los chicos solos:

Un grupo de amigos en una sauna, un calor húmedo, pegajoso, que se adhiere a la piel como el olor del sexo que no percibimos, aunque nos mueve, nos incita, nos anima a jugar en grupo y sumar una a una todas nuestras fantasías.

Hemos encontrado un pequeño habitáculo únicamente iluminado por una tenue luz rojiza que proporciona la caliente sordidez de la umbría lujuriosa, excasamente iluminada por el deseo a punto de consumarse. Apenas tres pueden tumbarse, otros continúan en pie, y el baile comienza, con la música cadenciosa de suspiros, gemidos..., mareas rítmicas de espumas en nuestras piernas; lenguas, manos, saliba... besos con cada centímetro de nuestra piel, recibidos en cada uno de nuestros poros.

Ya no hay seis cuerpos, sino una sola boca, un solo sexo abierto, en cuerpos que comparten fantasías, lujuria... y buen humor.

Uno de los muros de esa minúscula puerta al infierno está formado por barrotes, por los que otros hombres -que no pueden entrar- observan, extienden sus manos intentando tocar a las chicas, acariciando su sexo y aprentándose a los barrotes como si de nuestro cuerpo se tratara.

Uno de ellos me miró directamente a los ojos (como a mí me gusta), con ternura, candidez, casi con vergüenza, con su mano derecha enseñó el estuche de un preservativo y solo preguntó de una forma dulce, casi un suspiro: ¿madame?.

Sencillamente me enamoró. En este mundillo sucede de todo (bueno y menos bueno) pero la verdad es que ya estoy muy harta de todos los "machitos hispanos" que te encuentras en los locales de Madrid y como se creen tan machotes, tan guapos, que follan tan bien, que la tienen tan grande, etc, etc. pues su mejor piropo es: ¿quieres que te folle un poquito?

¿Por qué tienen que perderse las formas, los modales, la ternura. Yo no soy ninguna monja -más bien diría todo lo contrario- pero ¡por favor! vamos a mentir de la manera más gloriosa, vamos a intentar que el partenaire de turno sea el último hombre o mujer que existe en la tierra y que el favor o el placer es a ellos a quien se lo damos, no porque nosotros seamos los mejores amantes, sino porque ese instante son la única persona que existe en nuestro mundo.

Pues eso, que yo seguiré dando ese placer infinito de sentirse deseado y seguiré dejando de lado a los "chulitos meapilas".
Texto: Malopa - Foto: Sauna Histoires d'O

3 comentarios:

kan y con dijo...

Que pena no esta alli, madame...
Rica foto para ilustrar el texto
Besos

Madness dijo...

Totalmente de acuerdo con ella, basta de machitos!

Buenísimas las imágenes que narra, parece estar viéndolo, espero no tardar mucho en visitar Cap d'Age!

j dijo...

Pues no sé que decirte pero dicho así "¿quieres que te folle un poquito?" me ha sonado tan tierno como el "¿madam?".

Será por forma de contarlo... j j j

Related Posts with Thumbnails