18 agosto 2010

Convicciones

El verano me está sirviendo para releer con más calma a Punset, exprimiendo sus textos, y tratando de aplicarlos a mi vida. Nos propone aprender a "desaprender", como paso a ser capaces de moldear nuestro cerebro, aprovechando la plasticidad del mismo para cambiar de opinión.

Y es que estamos preparados para cambiar de opinión, para aprender y mejorar,... sin embargo
hay algo que nos suele impedir esta "evolución", y es el papel de las creencias y las convicciones propias. A más fuertes y sólidas nuestras convicciones, más dificil nos será comprender lo que vemos, y peores predicciones haremos del futuro.

Ni más ni menos,... el cerebro cuando se expone a una idea distinta a la "suya", se bloquea (disonancia cognitiva) para evitar el estress de ser expuesto a dos ideas simultáneas y contradictorias. Este bloqueo no es un filtro o un tamiz, sencillamente el cerebro se inhibe, no llega la información.

En un partido de fútbol no ves las faltas de tu equipo, y en política es la sordera a las ideas de los demás. ¿Esto explica lo poco que cambia la gente de partido político?, imaginaros esto aplicado a la religión, ni os cuento...

El poder de la mente está en la capacidad que tiene para engañarnos y evitar que cambiemos, que todo siga igual por su seguridad.

Vivir el loco amor, la vida imprebis, nos requerirá en gran parte aceptar que vamos a luchar contra nuestro cerebro y muchas de nuestras convicciones, asi que nos toca desaprender para aprender a vivir de nuevo... Suerte!!

Texto: UHL - Foto: En Cádiz

6 comentarios:

Jam dijo...

Que bueno lo que escribes, y es que creo que tengo que aprender a no prejuzgar o juzgar a la gente por sus tendencias y actos sexuales.
"Desaprender" que esa persona no es "buena" por el hecho de que comportarse de una manera distinta o inedita para mi.
Por poco que nos guste lo que hace o dice, si es entre adultos que lo consienten, ¿pq valorarlo de manera negativa?.
Podemos ser libertinos de actos, pero ser liberal de ideas y de consecuencias es bastante mas complicado.

Un hombre libre dijo...

Me alegro que te guste,... voy a intentar una serie sobre las convicciones y el poder del cerebro.

Besos, UHL

Lady dijo...

Qué buena es esta reflexión, sí.

Además es completamente cierta, solemos prejuzgar demasiado, sin molestarnos siquiera en conocer y aprender, pero claro, por otro lado, la mayoría no acepta que se le diga a la cara, porque es fácil y divertido para algunos el sacar conclusiones sin un ápice de empatía.

Un saludo.

Mararía dijo...

Punset, el gran comunicador. El cerebro es inmenso/intenso.

Adis dijo...

Jamas se debe prejuzgar a alguien sin conocerle.

Siempre cometemos esos errores y despues nos lamentamos.

Me gusta que hayas hecho esta entrada, nos ha hehco reflrexionar a todo el que la ha leido, besitos y suerte


Adis

Anónimo dijo...

Leer a punset vale, pero decir en público que lo lées es un síntoma preocupante. Es como hacerte Hare Krishna. Punsi no es más que un sacerdote moderno que solo hace traducir mal y sin entender a los científicos de moda y el resultado es un berenjenal sin sentido. Coge el libro, arranca todas las páginas menos donde viene la bibliografía, aprende inglés y lee las fuentes directamente.

Los sacerdotes han manipulado siempre y lo harán. Antes era el sexo, ahora el cambio climático.

Un hombre libre es aquel que va a las fuentes. Que no te lo cuenten por el camino...

Related Posts with Thumbnails