09 julio 2010

Desprestigio


Celebramos la Nochevieja con una cena con cubanos, pasada ya la medianoche un amigo gay me pedía que le acompañara al Open Mind, un club privado, gay, y orientado a prácticas fetichistas, con estricto "dress code".

Havanna tenía que trabajar al día siguiente y me empujaba a ir con él. Ben empezaba a alterarse con lo que le esperaba; me recordaba a mi, cuando estamos a punto de salir hacia a algún club liberal.

"Quiero que me desprestigien todo" "me desbaraten", "que me den cuatro puñalá",
"Que al entrar en aquella Boite me echen un poco de agua hirviendo, me quemen la piel y soltar el pellejo es lo que quiero" y "que me escupan en la cara"!!.

Sus palabras excitadas nos calentaron a todos, (las tengo grabadas), al final no le acompañé, y me arrepentí. Esa noche vi más excitación sexual pensando en ser humillado (desprestigiado), que en las sesiones de BDSM, o en fiestas fetish en las que había estado.

El desprestigio se podía vivir con buen humor, y no ha sido la única experiencia este año, ya os contaré en los próximos post.
Texto : UHL - Foto en el Open Mind

4 comentarios:

j dijo...

Me alegro que sea esto lo de "estar en b"

kan y con dijo...

Como siempre atraido por los limites. Saludos

Anónimo dijo...

Jejeje muy divertida la grabación de tu colega pero cuidadin con eso del desprestigio que cada uno tiene un nivel distinto de tolerancia al BDSM y hay que autoconocerse mucho y confiar en el otro para no arriesgarse a vivir situaciones que superan los limites que te hubiera gustado superar.

Besitos niño

Erised

Adis dijo...

Me atraen los limites, vivir el riesgo asi que entiendo el que te hayas sentido tentado

Me gusta tu espacio, te sigo

besos

Adis

Related Posts with Thumbnails