19 septiembre 2006

Sexo Vainilla

triskel3

Triskel descansaba en la terraza, el final de la noche y como todos un poco cansada de la "movida" estudiantil que habíamos vivido esa noche, no sé como fueron las manifestaciones del 68, pero no nos quedamos atras,...

Me acerqué a ella, su cara infundía ahora tranquilidad, me encantaba como iba vestida,... yo destrozado, con el babi, abierta la espada y enseñando el culete, parecíamos el alumno malo y la profesora,... pero los roles se invertirían pronto...

La conversación pronto "prendió" entre los dos,... una corriente de confianza y buen rollo, de ganas de tocarle y besarle, ella debió percibir algo, y pronto me hizo una confesión. Pertenecía a otro Hombre, su Señor, en el sentido literal de la palabra, era su sumisa y estaba feliz de serlo.

Uyyy,... madre mía,... excitó mi imaginación, mi interés y mi morbo,... no paré de preguntarle, de inquerir, ganas de saber, de conocer,... todo tenía una explicación, mi caracter tranquilo y reposado cambia con el sexo, me activa y me vuelve un pelín dominante.

Según sus explicaciones, la dominación sumisión busca un equilibrio natural de las personas, destacando roles y actitudes que el día a día mata u oculta, me explicó los ejercicios de disciplina, el respeto, la sumisión, la complacencia... me encantaba lo que me contaba, hacía sentido a algunos aspectos de mi psique,... le expliqué lo de mi blog y me prometío colaborar con algún relato y post.

Me apetecía tocar su piel, asi se lo pedí y ella concedió, al parecer el sexo que practicamos los demás (llamado "sexo vainilla" por los adeptos al BDSM) no le estaba vetado por su Señor, la piel suave, su caracter complaciente, su vestimenta, su hermosos, preciosos senos,... al final nos quedamos solos en una habitación.

Me encantó el sexo con ella, a pesar de mi cansancio un poco de sexo, tampoco paré de besarle, de mimarle, de acariciar, mientras ella seguía contándome sus experiencias y vivencias, al final nos quedamos dormidos.

Sueño

Por la mañana un desayuno en el Café Gijón, ella me permitió el paso, esperó a que me sentara, su "disciplina" se hacia evidente en los pequeños detalles ,... buena manera de arrancar el domingo,... genial final de fiesta... me encantó el "sexo vainilla" con Triskel.

Texto: Un Hombre Libre - Fotografia: Web retocada + Un Hombre Libre

1 comentario:

Miriam dijo...

Te he linkado en yoputa.net, que también me gustó tu blog, te encontré entre los referidos de mi contador. Gracias por linkarme.

Besos.

Related Posts with Thumbnails